Llámanos: (52)55.2602.4953 | (52)55.2602.4975
blog img

ThermoPanel® al ser una empresa que se dedica a proveer un material que actualmente cuenta con una gran demanda, tiene una relación cercana con la industria de la construcción, por lo que te invitamos a conocer más acerca de este tema y su importancia.

Toda edificación se compone de diversos elementos, como los cimientos, que brindan el soporte y se diseñan de acuerdo a las características geológicas del suelo y subsuelo donde se pretende construir.

Un elemento más es la estructura o esqueleto, que resiste las cargas y las reparte a los cimientos. Otros componentes no menos importantes son los muros, separaciones internas y equipamiento para servicios.

Conoce qué es una carga estática y dinámica en las construcciones

Así mismo, un edificio está sujeto a una serie de cargas, producto de diversos factores, algunos propios de la física y el medio ambiente, otros generados por la actividad humana.

Dentro de los tipos de cargas estructurales, encontramos a dos que son muy relevantes: la carga estática y la carga dinámica.

¿Qué es una carga estática?

Quizá su nombre te ayude a deducir qué significa. Se refiere a aquello que es fijo y se mantiene sin cambios. Un edificio o construcción, siempre cuenta con fuerzas que no varían su magnitud con el tiempo, y a eso se refieren este tipo de cargas.

Esto quiere decir que una construcción posee una carga permanente, que se produce por el propio peso de la estructura, más el peso de los muros y el techo. Cabe mencionar que a su vez existe una carga implícita denominada “viva” o “variable”, que incluye el peso de las personas, el mobiliario y demás equipamiento.

Conoce qué es una carga estática y dinámica en las construcciones

¿Qué es la carga dinámica?

Ésta se refiere a fuerzas externas de magnitud variable que impactan repentinamente al edificio. Por lo tanto, tienen movimiento y son fortuitas. Los ejemplos más claros que pueden ilustrar este tipo de cargas son los fenómenos naturales: un sismo, la lluvia o la nieve en lugares donde se da.

Ahora bien, estas cargas que provoca la naturaleza también se les llama accidentales, sin embargo, hay una en particular que cabe más en este concepto y además oscila entre estática y dinámica: es el caso de la carga de viento o carga eólica.

La carga eólica suscita presión en ciertas partes de la estructura, mientras que en otras produce succión. Al momento de diseñar una estructura se deben tomar en cuenta además la densidad y velocidad de la masa de aire para mejorar el comportamiento del edificio.

Para concluir, la diferencia entre carga estática y dinámica reside en que la primera permanece en el tiempo y la segunda se presenta de manera súbita pero constante.

Dejar comentario

Iniciar Chat
Hola, en qué podemos ayudarte?
Powered by