Llámanos: (52)55.2602.4953 | (52)55.2602.4975
blog img

Históricamente los sistemas prefabricados no han tenido un desarrollo importante en las últimas décadas en México. Esto obedece a diversos factores, que de acuerdo con los expertos, uno de ellos y quizá el principal, es el costo más elevado. Esto en comparación con la construcción tradicional.

Sin embargo, ofrece otras grandes ventajas que enseguida se explican. Y que además, si se tiene un mayor conocimiento sobre el tema, incluso el costo superior puede revertirse y traducirse en ahorros económicos en una obra.

El panorama actual de los sistemas prefabricados

Para dimensionar el panorama de la prefabricación en México, estos datos duros nos ayudan a conocer la situación. De acuerdo con la Asociación Nacional de Industriales del Presfuerzo y la Prefabricación (ANIPPAC), cuya entidad no suma más de 30 socios, los sistemas prefabricados no superan el 10% del total de la construcción en el país. Esto nos habla de que existe un rezago en la industria y una poca apertura a nuevos sistemas constructivos.

Así mismo, Rafael Barona, líder de una empresa de prefabricados comenta que el costo de los sistemas pre hechos puede llegar a ser un 5% más caro que un sistema tradicional. No obstante, puede compensarse mediante otras ventajas como la rapidez en la construcción de una obra, que a su vez también ahorra dinero.

¿Qué virtudes tienen los prefabricados?

Una de las mayores ventajas, si no es que la primordial, es que se ahorra en todos los sentidos: tiempo, dinero y esfuerzo. El impacto de este ahorro repercute en muchos aspectos fundamentales al realizar un proyecto de construcción.

Con los sistemas prefabricados se ahorra mucho tiempo y recursos

Por un lado, tenemos al ahorro en tiempo, así como un mejor aprovechamiento de los materiales utilizados. Además de la gran flexibilidad y versatilidad de las edificaciones. 

Citando de nuevo a Barona, comenta que por ejemplo, un desarrollador puede concluir una obra 45% más rápido. Esta reducción de tiempo deriva en ahorros económicos, reducción de gestiones de obra, pago de intereses a instituciones de financiamiento, entre otros beneficios.

Un sistema prefabricado puede integrarse de diversos materiales como el concreto o el multipanel. Esta amplia gama de opciones ofrece mayor versatilidad y los materiales se aprovechan de mejor manera.

Una clara muestra de lo que se puede lograr con sistemas de este tipo, es lo que consiguió una reconocida cementera mexicana. La cual edificó seis unidades médicas en tan solo dos semanas. Esta proeza se pudo realizar gracias a la utilización de módulos prefabricados. Esta construcción de manera tradicional, hubiera tomado alrededor de 120 días, pero con los módulos solo se necesitaron 15 días.

Se espera que en los próximos años esta tendencia de utilizar sistemas y elementos prefabricados en la construcción comience a despuntar. Esto ante la necesidad de aminorar costes, contar con alternativas para adquirir vivienda a menor costo. O en el contexto actual, realizar construcciones rápidas, seguras y eficientes para emergencias sanitarias.

Recuerda que si tienes un proyecto de construcción que implique láminas de acero galvanizado tipo multipanel, seguramente te podemos ayudar. Contáctanos y a la brevedad resolvemos todas tus preguntas.

Dejar comentario

Iniciar Chat
Hola, en qué podemos ayudarte?