Llámanos: (52)55.2602.4953 | (52)55.2602.4975
blog img

En esta entrada te hablaré de los tipos de corrosión enfocada a metales. Seguramente has escuchado hablar del tema y te venga a la mente la imagen de algún metal oxidado.

Pues bien, es común encontrar la corrosión en este tipo de materiales. Esto se debe a diversos factores que te presento a continuación.

Cualquier material está expuesto al medio ambiente todo el tiempo, o bien, a agentes que reaccionan químicamente.

Esto a la larga genera un deterioro natural y dicho proceso de desgaste se clasifica según el material, te puedo mencionar tres comunes: metal, cerámica y plástico.

En los metales y la cerámica, el proceso de deterioro se da por corrosión y oxidación. Para los polímeros o plásticos se le llama degradación.

Evita los tipos de corrosión aplicando las soluciones que te presentamos

Corrosión medioambiental

Con relación a lo mencionado arriba, este tipo de corrosión es la que siempre vas a encontrar. En todo momento, el ambiente está en constante acción con el entorno circundante.

Dentro de este rubro hay que nombrar el papel que juega la industria. Dentro de un ambiente industrial se fraguan compuestos sulfurosos, nitrosos y demás agentes que aceleran la corrosión de los metales.

En general, la corrosión va a gestarse más fácil en ambientes con alta contaminación atmosférica, húmedos o con temperaturas elevadas.

Corrosión electroquímica

Se relaciona con la anterior, y es un proceso que involucra a un agente corrosivo en forma de líquido. Puede ser por ejemplo, agua salada.

Dentro de esta clasificación, se puede mencionar también la corrosión química o seca. Se presenta debido a la acción de un gas que genera oxidación en la superficie de un metal.

Corrosión por alta temperatura

Se produce en procesos de laminación cuando una pieza de metal se enfría con agua y en su superficie aparece una cascarilla. En ocasiones, también en procesos de soldadura, las altas temperaturas llegan a generar oxidación.

Cómo evitar la corrosión

En resumen, la corrosión va a aparecer cuando un metal está expuesto al oxígeno y al agua. Para aminorar el efecto que causan estos elementos te recomiendo lo siguiente:

• Reducir al máximo posible el contacto de la superficie con la humedad.

• Recubrir el metal con algún otro material, como puede ser:

– Plásticos, que son flexibles y duraderos, aunque recuerda también tienen un tiempo de vida útil y presentan degradación.

– Pinturas, esmaltes y barnices que aislen la superficie y la protejan.

• Someter al metal a un proceso de inmersión para generar una aleación protectora. Los más comunes son los siguientes:

– Aluminio.

– Estaño.

– Plomo, usado principalmente para tuberías y cables.

– Zinc, cuya técnica se llama galvanizado. Generalmente aplicado al acero y a productos como el multipanel en el que somos expertos.

Los tipos de corrosión se definen según el agente que los provoca

Una vez que conoces los métodos de protección, debo mencionarte que el galvanizado es una gran opción. Estás asegurando una vida útil mayor a los productos que adquieres.

Además, el proceso de galvanización por inmersión en caliente es amigable con el medio ambiente. El zinc y el acero son materiales 100% reciclables por lo que tienen un valor añadido.

Recuerda que en ThermoPanel somo expertos en acero galvanizado. Te proporcionamos paneles de la mejor calidad a un gran precio, contáctanos.

Dejar comentario

Iniciar Chat
Hola, en qué podemos ayudarte?
Powered by